19 septiembre, 2022

Estudios y análisis

En el marco del proyecto MICROTEI se están llevando a cabo diferentes estudios y análisis que se presentan a continuación:

  • Proponer y describir la metodología microlearning adaptada a la formación en Traducción e Interpretación como herramienta para cubrir dichas necesidades pedagógicas.
  • Implementar dichos procesos de evaluación en las materias del grado de Traducción e Interpretación.
  • Ofrecer recomendaciones útiles a la comunidad universitaria en relación con el diseño y aplicación del microlearning y otras metodologías disruptivas y de las herramientas de evaluación necesarias.

1. Identificar las necesidades pedagógicas del estudiantado en un escenario de cambio de paradigma educativo en términos de flexibilidad y diseño.

1.Satisfacción de los estudiantes en torno al microlearning en los estudios de Traducción e Interpretación a distancia

Díaz- Millón, M.; Rivera-Trigueros, I.; Gutiérrez-Artacho, J. Student satisfaction with a micro-learning approach in distance Translation and Interpreting training: An empirical investigation. The Interpreter and Translator Trainer (En proceso de revision)

En el caso de la formación en Traducción e Interpretación, dado el predominio de la traducción freelance y el trabajo a distancia en el ámbito profesional, la Educación Superior debe formar a los futuros traductores en la adquisición de estas competencias. Este trabajo propone una metodología disruptiva destinada a adaptar la formación en T&I a estas necesidades: el micro-learning o microaprendizaje. Se trata de un enfoque que se articula en torno a los microvídeos, que ofrecen unidades de aprendizaje cortas con contenidos relacionados con el curso y que permiten a los estudiantes la flexibilidad de decidir cuándo quieren aprender. El objetivo principal de este trabajo fue describir una experiencia basada en el microaprendizaje impartida en el programa de grado de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada (España). Este objetivo se divide en (1) describir la metodología empleada durante el curso, incluyendo la grabación de microvídeos para el curso; y (2) mostrar los resultados de un cuestionario de satisfacción realizado entre los alumnos.

Los docentes del curso Herramientas informáticas para traductores e intérpretes grabaron una serie de vídeos con breves explicaciones de los contenidos del curso. Posteriormente, se realizó una encuesta sobre la evaluación de la satisfacción de los alumnos con la formación a distancia, entre 61 de los alumnos del curso. Se pidió a los estudiantes que evaluaran en una escala de Likert de 1 a 5 su satisfacción general con el curso, con la formación a distancia y con la metodología de microaprendizaje empleada, incluida la disponibilidad de los vídeos.

El análisis de frecuencias reveló que los estudiantes estaban muy satisfechos con la metodología empleada, pero se mostraron insatisfechos con cuestiones relacionadas con los factores ambientales y de interacción. Asimismo, el análisis de correlaciones demostró que la satisfacción de los estudiantes estaba altamente correlacionada con la calidad general del curso. Por último, un análisis de regresión estableció que los factores más determinantes de la satisfacción de los estudiantes eran: la calidad del curso, los factores ambientales, la flexibilidad del curso y la dimensión relativa a los docentes.

De este modo, el estudio realizado demuestra los efectos positivos en la satisfacción de los estudiantes de la aplicación de una metodología de microaprendizaje para adaptar la enseñanza presencial a la enseñanza a distancia. En particular, se observó un nivel de satisfacción notablemente alto con la disponibilidad de microvídeos. Así, el uso de la metodología de microaprendizaje demostró su utilidad para la enseñanza a distancia. Teniendo en cuenta el contexto actual, la promoción del aprendizaje a distancia podría fomentar las habilidades y competencias de los futuros traductores que se enfrentarán a un entorno profesional en el que el trabajo a distancia es cada vez más frecuente.

2. Proponer y describir la metodología microlearning adaptada a la formación en Traducción e Interpretación como herramienta para cubrir dichas necesidades pedagógicas.

3. Incorporar la metodología microlearning a la docencia en Traducción e Interpretación.

1.El microlearning en el aula de Herramientas Informáticas para Traductores e Intérpretes

Se ha desarrollado una propuesta docente para impartir un nuevo programa informático, SDL Trados Studio 2021. El mencionado programa es uno de los más requeridos en el mundo profesional y, por tanto, forma parte del plan curricular del Grado en Traducción e Interpretación. Para solventar los problemas de la docencia semivirtual y virtual de este curso 2020/21 el profesorado responsable ha desarrollado una serie de vídeos didácticos en donde se explican las diferentes funciones y se realizan actividades de la evaluación continua. 

Siguiendo la metodología de micro-learning, los estudiantes debieron ver los vídeos antes de la clase para que el profesorado pudiera resolver sus dudas, especialmente con respecto a los aspectos más prácticos de la asignatura. De esta manera, los inconvenientes de la docencia semivirtual y virtual, en las que el trato con el estudiantado es menos «directo» fueron paliados y aliviados. 

4. Diseñar herramientas y procesos de evaluación de los conocimientos adquiridos por el estudiantado a través del microlearning.

1. Uso del vídeo explicativo como herramienta de evaluación

El escenario de enseñanza virtual, derivado de la crisis sanitaria, en el que ha debido desarrollarse la evaluación de las asignaturas correspondientes ha creado la necesidad de producir nuevas herramientas y procesos de evaluación adaptados a la no-presencialidad. No obstante, dada la utilidad de algunas de estas herramientas, estas se han mantenido en los contextos actuales de presencialidad.

En el caso de la asignatura Herramientas Informáticas para Traductores e Intérpretes, impartida en el tercer cuatrimestre del grado en Traducción e Interpretación, el profesorado aplicó una innovadora técnica de evaluación: el vídeo explicativo. El clásico examen final fue sustituido por un encargo asíncrono en el que el alumnado debía realizar una serie de tareas informáticas, grabarlas en un vídeo mientras explicaban cómo las estaban realizando, y editar dicho vídeo para que su duración no superara los tres minutos.

De esta manera, el estudiantado debió poner en práctica no solo los conocimientos adquiridos a lo largo de la asignatura, sino también competencias transversales como: toma de decisiones, justificación de las decisiones propias y capacidad de análisis y síntesis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies